10 de septiembre 2018
Territorio Ramaytush y Ohlone (San Francisco, California)

Pueblos originarios y naciones indígenas del mundo se reunieron en el territorio Ramaytush y Ohlone en California apoyados por el Convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales (1989) y la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas (2007) para protestar la Cumbre Global de Acción Climática (GCAS) organizado por el Gobernador Jerry Brown y el Grupo de Trabajo de Gobernadores para el Clima y los Bosques (GFC).  El GCAS y GCF no deben poner un valor de mercado sobre la capacidad de captura de carbono de nuestros bosques en el Sur y en el Norte.

No se puede mercantilizar el Sagrado – rechazamos estas soluciones del mercado al cambio climático y proyectos tales como Reducción de Emisiones de Deforestación y Degradación forestal (REDD+), porque son falsas soluciones que destruyen más nuestros derechos, nuestra capacidad de vivir en nuestros bosques, nuestra soberanía y nuestra libre-determinación. Falsas soluciones al cambio climático y la crisis climática destruyen nuestra relación material y espiritual a la Madre Tierra. El GCF no nos representa y no tienen autoridad sobre nuestros pueblos ni nuestros territorios.

Existe una relación intrínseca entre nuestros bosques y nuestros pueblos del Norte y el Sur. Toda Creación está viva e interrelacionada. El aire que respiramos tiene vida y da vida a todo y no puede ser comprado, vendido ni comercializado. Como dicen nuestros hermanos y hermanas de Sarayaku, KAWSAK SACHA, la selva está viva. Los espíritus de nuestros ancestros residen en estas selvas vivientes, la tundra, los llanos, los desiertos, las montañas y los océanos. Somos hijos de la misma madre, la Madre Tierra. Nuestra relación con nuestros bosques nos obliga a seguir las instrucciones originales de la Madre Tierra.

Se ha comprobado que los mercados de carbono nunca reducen emisiones. Sin embargo, nuestras comunidades y territorios están bajo creciente presión, manipulación y coerción para aceptar la venta de los bosques y aire como compensaciones de carbono. Además REDD y el extractivismo son dos caras de la misma moneda. Como combustibles fósiles, REDD+ por cualquier nombre desaloja nuestros pueblos de nuestras tierras y territorios, despoja grandes extensiones de nuestra tierra, desplaza violentamente y a la fuerza nuestros pueblos, restrinja nuestras vidas y sustentos, y viola nuestros derechos humanos. REDD+ y extractivismo resultan en intimidación, la militarización de nuestras comunidades, arrestos, criminalización y hasta asesinato.

La mayoría de los bosques del mundo se encuentran en los territorios de los pueblos indígenas. Es bien conocido que los bosques sobreviven y se regeneran bajo la gobernanza indígena.  Los verdaderos impulsores de la deforestación y el cambio climático son estados, empresas multinacionales y otros que construyen carreteras en nuestros bosques, promueven colonos, maderería legal e ilegal, el agronegocio e las industrias de gran escala, monocultivos, la explotación petrolera y de gas natural y otros megaproyectos impuestos. Estos amenazan nuestras formas de vida, nuestros ríos y arroyos, soberanía alimentaria, vida silvestre y biodiversidad y contribuyen al agudizamiento del cambio climático.

Nos encontramos aquí  gracias al apoyo de pequeñas ONGs indígenas y no-indígenas y la sociedad civil. Sabemos que otras organizaciones se encuentran aquí financiadas por ONGs millonarias que apoyan los mercados de carbono o les dejan abierta la puerta. Las consultas cuando acaso se dan en muchos casos son nada más reuniones en los cuales las agencias estatales, las ONGs ricas y otros buscan sacar beneficios económicos, ahogan nuestras voces, y socavan nuestro derecho a la libre-determinación.  Para procurar la aceptación de estas falsas soluciones, se suelen hacer falsas promesas de titular y proteger y nuestros bosques y  entregar raquíticos beneficios económicos que conllevan a algunos aceptar REDD+.

Nos duele y nos da coraje ver como cada día nuestra Madre tierra se enferma más y más. Eso ocurre porque el manejo de nuestros bosques se ha dejado en sus manos y sus decisiones que afectan nuestros territorios han fracasado. No son nosotros sino ustedes que han conllevado a la deforestación y destrucción de ecosistemas. El bosque es nuestro hogar, nos pertenece por derecho inherente, Protegeremos lo que nos queda.

Para acaparar nuestro territorio, inventan formas de propiedad estatal tales como “áreas de conservación” o “áreas de desarrollo sostenibles. Inventan mas formas de compensación tales como agricultura inteligente,” compensaciones de biodiversidad” y hasta “compensaciones de mariposas” que perjudican nuestras vidas, soberanía alimentaria, bosques, biodiversidad y soberanía. Nunca vamos aceptar el “área ecológica de desarrollo sostenible” en la provincia de Pastaza y en ningún otro lado de los 37 provincias 10 países y una tercera parte de los bosques [que el GFC pretenden despojar.] Nuestros bosques no son basureros de carbono, son nuestros hogares.

Después de siglos de lastimar otros seres humanos y la Madre Tierra, los gobiernos ahora se portan como si fuera tiempo para salvar y proteger la humanidad. Sin embargo para decenios, la ONU se ha reunido solo para encontrar maneras para sacar ganancias de la privatización del aire a nombre de responder al cambio climático. La Madre Tierra solo se salvará si la respeta y la aman. La Madre Tierra solo se saneará por detener la extracción y quema de los combustibles fósiles – debemos mantener los combustibles bajo tierra.

Afirmamos eso para que nuestras generaciones futuras sean libres como los ríos, las montañas, las lagunas y los pájaros que nos inundan con sus canciones, Afirmamos eso en nombre de nuestros ancestros que residen en estos bosques, montanas, ríos y lagunas. Afirmamos eso en honor a nuestra lucha que siempre ha exigido respeto y dignidad. Tenemos el derecho a elegir como queramos vivir, como queramos sentir, y como queramos respirar. No se deben violar los derechos de la Madre Tierra y los derechos de los pueblos indígenas. Eso es fundamental si de veras queremos vivir en harmonía y preservar la humanidad.

Lo Sagrado no se puede mercantilizar ni comercializar. Rechazamos el Grupo de Trabajo para el Clima y los Bosques y exigimos su cancelación. Afirmamos eso a nombre de nuestras generaciones futuras para que tengan la posibilidad de vivir libres como nuestros bosques y el águila de la Amazonia. Exigimos respeto a nuestro derecho a elegir como queramos vivir, sentir y respirar.

¡No colonialismo de carbono! ¡No REDD+! ¡No mercantilización del aire! 

¡No despojos de tierra! ¡No precio al carbono!
¡La Madre Tierra y el Padre Cielo no están a la venta! 

¡Seamos Protectores del Cielo!

Firmas

Organizaciones indígenas, Naciones o Pueblos

 

Oficina Puyo : Francisco de Orellana y General Villamil Teléfono 03288397  ©[2019]  Pueblo Originario Kichwa de Sarayaku

Contáctanos

Si desea comunicarse con nosotros por favor complete el siguiente formulario. En breve responderemos su mensaje.

Sending

Log in with your credentials

or    

Forgot your details?

Create Account