Desde que las sociedades occidentales implementaron políticas de aéreas naturales protegidas excluyeron a los pueblos originarios. Ejemplos claros son los parques nacionales en donde los pueblos originarios se someten a vivir en reservas como ocurrió en los Estados Unidos de América y en muchos países de América latina.

Estas formas legales como las reservas forestales y parques nacionales extendidas por toda América latina, aunque han representado un avance importante en la conservación de los ecosistemas y de especies silvestres, para los pueblos originarios, al no reconocer sus prácticas propias de conservación siempre fueron consideradas una imposición. Esta marginación provoco conflictos entre los distintos actores, estado, ONG, pueblos indígenas.

Las áreas naturales protegidas siempre han estado sujetas a grandes intereses de económicos, siendo las normas de protección ambiental minimizadas y violadas

En ellas, más bien se han desarrollado estrategias de desplazamiento y desprestigio a las culturas originarias, desvalorando sus conocimientos, sus saberes, la relación de vida armónica con la naturaleza, su pensamiento filosófico. Es decir las instituciones involucradas han dado mayor prioridad a proteger a las especies de animales como las mariposas, reptiles, etc.. antes que al ser humano.

En Ecuador existen 7 categorías de aéreas protegidas naturales, desde parques nacionales, reservas ecológicas, refugios de vida silvestre, reserva biológica, área natural de recreación, reserva de producción de vida silvestre, área de caza y pesca. Un parque nacional como el Yasuní, declarado Reserva de Biosfera por la Unesco, donde están asentada la Nacionalidad Wao, y pueblos en aislamiento como los Tagaeris y los Taromenane, está, sin embargo, sujeto a explotación petrolera y maderera.

También podemos observar la Reserva Faunística Cuyabeno donde se asienta las Nacionalidades Cofán, Secoya, cabeza. Todas estas áreas están catalogadas dentro de los sistemas legales de áreas naturales protegidas reconocidas por el estado y los organismos internacionales como la Unesco, UICN, etc..

El centro- sur de la Amazonia ecuatoriana tiene otras características. Esos espacios son territorios colectivos de las Nacionalidades legalmente reconocidos y registrados en el Registro de la Propiedad. Los pueblos que habitamos en estos espacios únicos de millones de hectáreas estamos protegidos y los ecosistemas se conservan intactos. Esto gracias al esfuerzo propio de los Pueblos y Nacionalidades.

El Estado y las instituciones gubernamentales e internacionales poco apoyo han dado para encontrar condiciones jurídicas que nos permitan ejercer plenamente el derecho de seguir manteniendo estos espacios de vida. No se ha incorporado oficialmente el reconocimiento de territorios indígenas en las normas y leyes nacionales que regulan los sistemas de áreas naturales protegidas. Siendo de esta manera los territorios de las nacionalidades vulnerables a las políticas dictadas por los gobiernos de turno. Aunque la Constitución reconoce los derechos colectivos y el derecho de la naturaleza.

Es por ello que es necesaria una reorganización administrativa del sistema nacional de áreas naturales protegidas, considerando nuevas figuras como “aéreas de selvas viviente” en los territorios propios de los indígenas. Con esta acción se dotará de una base legal de protección jurídica, que nos permita integrar en nuestro territorio, programas de conservación de especies silvestres, planes de manejos y uso sustentable.

Áreas naturales protegidas

Dado que las sociedades occidentales han establecido políticas de áreas naturales protegidas, han excluido las preocupaciones de los primeros pueblos. Ejemplos claros de esto son los parques nacionales en los que los primeros pueblos se ven obligados a vivir en reservas, como sucedió en los Estados Unidos y en muchas naciones de América Latina.

Aunque estas formas legales de reservas forestales y parques nacionales que están presentes en toda América Latina han representado un avance importante en la conservación de ecosistemas y especies silvestres., para los pueblos indígenas, al no reconocer nuestras prácticas de conservación, estas políticas han representado una imposición. Esta marginación provocó conflictos entre diferentes actores., naciones, ONGs, y pueblos indígenas.

Las áreas naturales protegidas siempre han estado sujetas a grandes intereses económicos., resultando en la violación y minimización de las normas de protección ambiental.

En estas areas, Se han desarrollado estrategias de desplazamiento y descrédito de las culturas originales., subvalorando nuestro conocimiento, nuestra armoniosa relación con la naturaleza y nuestra filosofía. En otras palabras, Las instituciones involucradas han dado mayor prioridad a la protección de animales como las mariposas., reptiles, etc., en lugar de seres humanos.

En ecuador, Hay siete categorías de áreas naturales protegidas., incluyendo parques nacionales, reservas ecológicas, refugios de vida silvestre, reservas biológicas, áreas de recreación natural, reservas de producción de fauna, y zonas de caza y pesca. Un parque nacional como el Yasuní, declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco, donde la nacionalidad Wao, y los pueblos indígenas en aislamiento voluntario como los Tagaeris y los Taromenane viven, no obstante está sujeto a la explotación de petróleo y madera.

También podemos observar la Reserva de Fauna Cuyabeno donde se encuentra el Cofán, Secoya, y las nacionalidades indígenas Kichwa viven. Todas estas áreas están clasificadas bajo los sistemas legales de áreas naturales protegidas., que es reconocido por organizaciones estatales e internacionales como la Unesco, UICN, etc..

La parte centro-sur de la Amazonía ecuatoriana tiene otras características.. Estos espacios son territorios colectivos de nacionalidades indígenas legalmente reconocidos y registrados en el Registro de la Propiedad.. Los pueblos que habitan estos espacios únicos de millones de hectáreas están protegidos y conservan los ecosistemas intactos.. Esta conservación es gracias a los esfuerzos autoiniciados de los pueblos y nacionalidades indígenas..

Oficina Puyo : Francisco de Orellana y General Villamil Teléfono 03288397 ©2020 Originario cabeza Pueblo de Sarayaku

Contáctanos

Si desea comunicarse con nosotros por favor complete el siguiente formulario. En breve responderemos su mensaje.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Crear una cuenta